Categorías
Censos con perro

Preparados, listos…¡Guau!

Con la apertura el 12 de octubre de la temporada de la caza de la becada en Navarra también arrancan los censos de becada con la ayuda de perros especializados en la búsqueda de estas aves.

Básicamente esta actividad consiste en realizar un recorrido a pie por las zonas del bosque más querenciosas para la becada. Las personas participantes son auxiliadas por dos perros entrenados, normalmente razas de muestra del tipo setter inglés o epagneul bretón. Las becadas son limícolas forestales, así que durante el día permanecen prácticamente inmóviles en el interior del bosque confiando en el mimetismo de su plumaje, para evitar ser detectadas por sus depredadores.

Sin embargo, cuando los canes detectan su emanación gracias a su fino olfato quedan petrificados o en el caso de razas levantadoras, intentan ahuyentar al ave. En ese momento la becada alza el vuelo y puede ser avistada por los participantes en el censo.

Cada becada divisada se anota en la ficha de censo a través de una aplicación web, junto con otros datos de la jornada, como horas empleadas, recorrido realizado o meteorología.

Esta información pasa a formar de una base de datos que a largo plazo ayuda a entender el comportamiento de la becada, sus hábitos migratorios o la tendencia de sus poblaciones.

Este tipo de estudios contribuyen a que la caza de esta especie se realice en base a criterios sostenibles, de manera que cada año se capturen un número de ejemplares que no pongan en peligro las poblaciones de becadas.

Esta temporada los bosques de Garralda presentan un aspecto inmejorable gracias a las abundantes lluvias que han regado estos montes desde el inicio del otoño. De hecho, 324 mm. de lluvia se han registrado en el observatorio del Embalse de Irabia entre septiembre y octubre.

La humedad del suelo es imprescindible para que se desarrollen las lombrices y otros invertebrados que sirven de alimento a las becadas, por lo que si los flujos migratorios empujan un gran contingente de becadas hacia Garralda es probable que este año se disfrute de una buena densidad de aves.

Ya se han realizado las primeras jornadas de censos y a día 18 de octubre se confirman algunos avistamientos, por lo que parece que la temporada este año va algo adelantada ¡Buena señal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *