Casa de la Becada, Gure Etxea

La Reserva para el Estudio de la Becada, en Garralda (Navarra) es un viejo anhelo del Club de Cazadores de Becada.

¿Por qué una Zona de Estudio de la Becada?

Octubre de 2015. Un ferry cruza el estrecho brazo del mar Báltico que separa el continente de la isla de Vormsi, en Estonia. Varios anilladores del Club de Cazadores de Becada estamos a un paso de conocer el proyecto que nos enamoraría de por vida, el Santuario de la Becada de Vormsi.

Días después, tras muchos kilómetros recorriendo con nuestros perros sus bosques por el simple placer de ver su trabajo, sin disparar a las becadas, después de noches de anillamiento calados hasta los huesos, supimos que ya teníamos el veneno de Vormsi en las venas. La pasión que Saverio, Jaanus o Alberto transmitían por aquella idea hacía el resto. Poco a poco un runrún iba surgiendo en nuestras cabezas ¿Y sí?

¿Y si creamos algo así en casa? Imposible ¿Imposible? Con ilusión casi todo se puede y cinco años después la idea de unos locos ve la luz. Los socios más antiguos recuerdan que algo así ya se había imaginado en los albores del Club allá por la Asamblea de Girona a principios de siglo y al fin iba a cuajar.

Ya viene recogido en uno de los principios fundacionales del Club de Cazadores de Becada, dentro de sus estatutos. «El CCBP tiene como principios rectores conseguir que la Becada se cace bajo criterios éticos y de sostenibilidad, buscando criterios cualitativos, en detrimento de los cuantitativos, disfrutando de la labor del perro de muestra. Utilizando para ello las medidas y métodos para mejorar la gestión de la especie y asegurar una caza racional y sostenible».

Pero para gestionar hay que conocer, estudiar…Los censos con perros de muestra, el anillamiento científico, el seguimiento por satélite son herramientas a nuestra disposición para alcanzar el conocimiento que permita un manejo responsable, una caza perdurable.

Hasta la fecha todo esto se había aplicado a la generalidad, a un conjunto de lugares dispersos en nuestra geografía. Faltaba aplicar este cóctel a un lugar en concreto, un laboratorio al aire libre donde estudiar a la Dama, un Santuario de la Becada en nuestra tierra.

Así nace la Casa de la Becada, en definitiva la idea de unos locos hecha realidad. Una Reserva creada por y para cazadores, abierta a los enamorados de la arcea, de su estudio, de sus costumbres y migraciones. De su disfrute con perros de muestra.

Bienvenido a nuestra casa, Ongi etorri gure etxera!

¿Quieres entrar en nuestra Casa? ¡Bienvenido! Ongi etorri!

Para llegar a Garralda, el camino más corto parte de Pamplona/Iruña (50 Km.) tomando la carretera N-135 hasta poco después del camping Urrobi, donde saldremos a la derecha por la carretera del Pirineo NA-140 en dirección Isaba/Izaba. En 6 kilómetros llegaremos a Garralda.

En la zona existen multitud de alojamientos rurales y un camping donde poder alojarte. En este enlace de la Asociación turística Irati-Orreaga podrás encontrar el lugar que más se ajuste a tus gustos.

La Casa de la Becada está abierta a la colaboración de los socios del Club de Cazadores interesados en el estudio y conservación de la becada.

Para cualquier duda o consulta puedes dirigirte al correo casabecada@ccbp.org o al responsable del proyecto Miguel Minondo, navarra@ccbp.org

Garralda, el solar de la Casa

A 850 metros de altitud y rodeado de pastizales y hayedos se encuentra el pueblo de Garralda, una pequeña localidad de apenas 200 habitantes situada en el valle de Aezkoa, en el corazón del Pirineo navarro.

Allí se levanta la Casa de la Becada, una edificación imaginaria, en mitad de hayedos centenarios, empapada por la niebla, muchas veces cubierta de nieve. Desde allí se escucha pasar a los peregrinos caminando hacia Santiago y en estas montañas todavía suenan, dicen, los ecos de la Batalla de Roncesvalles/Orreaga.

Muy cerca encontramos el robledal de Betelu, una de las mejores manchas de roble albar de la Península, con el fenomenal mirador de la Peña de Ariztokia como testigo privilegiado.

Si paseas por sus montes seguro que tropezarás con alguna oveja latxa, caballo de raza Burguete o vacas Pirenaicas y es que la ganadería, junto con el turismo, es la base de la economía local. No dejes de probar el queso de oveja de la zona, simplemente exquisito.

Cuentan que muy cerca habita el Basajaun o Señor del Bosque, si te lo encuentras no te asustes, es inofensivo. Más fácil es que te sorprenda un ciervo, jabalí o corzo, pero también verás volar al picamaderos negro, el pico dorsiblanco o el pico mediano. No en vano Garralda es un paraíso de estos carpinteros alados.

En octubre miles de palomas torcaces surcan sus cielos camino de la dehesa, acompañadas de grullas y otras migratorias, estos collados pirenaicos forman uno de los más importantes corredores migratorios de Europa.

Y con los primeros días de noviembre llegan ellas, las Damas de pico largo. Procedentes de Rusia, quizás de Finlandia, nuestras amadas Becadas aparecen empujadas por el viento del noreste y se quedan pocos días con nosotros. El clima duro del Pirineo pronto las forzará a buscar lugares más clementes. Pero mientras tanto, Garralda es un lugar privilegiado para reponer fuerzas en su largo periplo.

Con los primeros días de diciembre la naturaleza seguirá su curso, llegará la nieve y todo habrá terminado, hasta que en el mes de marzo las becadas visiten de nuevo Garralda en su largo viaje de regreso al norte de Europa.

Los Proyectos en marcha, ciencia ciudadana

Anillamiento científico, pruebas del Máster CCBP de perros de muestra, censos con perro sin muerte, equipamiento con dispositivos de seguimiento por satélite, censos de becadas nidificantes…Estos son algunos de los Proyectos que tenemos en mente para desarrollar en la Casa de la Becada.

También queremos que sea un punto de encuentro para los socios del CCB, un buen lugar para celebrar Asambleas, cursos de formación y reuniones de la Junta Directiva.

En definitiva, una sede en torno a la becada.

«Compromiso por una caza con futuro» el lema del CCB.

En 1999 la unión de un puñado de apasionados de la becada dio como resultado la creación de una asociación llamada a ser un referente en el mundo de la becada. Veinte años después numerosas iniciativas han visto la luz gracias al trabajo desinteresado de los socios del Club.

La Casa de la Becada es la guinda del pastel, una reserva donde desarrollar in situ los proyectos del Club en torno a la Scolopax rusticola, un laboratorio al aire libre monográfico sobre la única limícola forestal de Europa.

¡Hazte socio del CCB y participa en la Casa de la Becada!

Entra a formar parte de la familia del CCB, cada vez somos más cazadores interesados en la caza y gestión responsable de la especie. Nuestra cuota anual es de 35 € y puedes gestionar tu alta de forma muy sencilla con nuestro formulario online.